martes, 26 de mayo de 2009

¡Y que me gano una beca!

Bueno, ni en mis peores momentos en Australia puedo decir que me fue de la fregada, porque siempre hay algo que me rescata. Y esta vez no fue la excepción. Estaba yo teniendo una rachita medio densa, la crisis de mi papá, la influenza en mi México, la preocupación por buscar un nuevo hogar, soledades, cambios de rutina y un buen de cosas, cuando llegó la carta.

La historia comenzó en febrero. Recién llegué a mi nueva escuela, me puse a buscar una beca. Entonces, un día caminando por el campus vi un anuncio que decía algo así como: Necesitas ayuda para pagar tus estudios durante el 2009? Yo dije, sí. Leí detenidamente los requisitos y pues como que cumplía todos: problemas financieros, ganas de superación, persona motivada, comprometida con su futuro académico, estudiante de tiempo completo, bueno hasta parece que me estaban describiendo. Busqué por todos lados un dato que dijera, estudiantes extranjeros favor de abstenerse y nada. Siendo así, junté los documentos que pedían, que en realidad no era la gran cosa, y apliqué -como siempre, en el último día, al último minuto-.

Pasaron meses y nada. Justo cuando estaba por salir a Uluru me llaman de la Mick Young Scholarship Trust, nombre de la organización que regala dinero a los pobres. Debía ir a una entrevista el jueves y mis vacaciones estaban planeadas para regresar precisamente ese jueves, pero por la noche. De cualquier manera dije que sí, tomé los datos y los arrumbé en el fondo de mi maleta con toda la intención de ignorarlos, pues no me apetecía cortar mis vacaciones. Sin embargo, por azares del destino el regreso se adelantó unas horas, justo las necesarias para llegar, bañarme y estar a tiempo en la cita.

Como ya les conté, durante mi viaje sólo hablé en inglés, entonces como que venía con suficiente entrenamiento para aventarme un buen discurso y convencer a los jueces que yo merecía la beca. Dos mujeres australianas se sentaron frente a mí y empezó el interrogatorio: ¿por qué crees que te la mereces?, cuéntanos de tus logros profesionales, académicos, cuéntanos de tu familia, de tu país, cuéntanos tus planes en Australia, ¿por qué decidiste venirte hasta acá?, bla, bla, bla. Una sonrisa, una cara de tristeza, una gran carcajada en el momento preciso, movimientos de manos y todo el histrionismo que aprendí en el teatro los convenció. Pero no me lo dijeron en ese momento.

Pasó casi un mes cuando enviaron la carta felicitándome por haber sido una de las 10 elegidas entre los cientos de estudiantes que aplicaron. Resulta que la beca es un cheque que te dan una sola vez y el dinero te lo puedes gastar en lo que se te dé la gana. Claro, ellos esperan que ese dinero sea empleado en pagarse un curso, en comprarse una computadora, o cosas por el estilo, pero no estás obligado a nada. Lo único que te piden, es que al final del año escolar escribas cómo es que la beca te ayudó. Quizá tengas que hacer trabajo voluntario de unas cuantas horas en la fundación, pero no más. (Bueno, eso espero).

Mick Young Scholarship Trust fue establecida para honrar la memoria de Mick Young, un ex ministro australiano que murió de leucemia y que gran parte de su vida se dedicó a promover la diversidad y la equidad en la sociedad australiana, bajo la premisa de que la educación es un derecho, no un privilegio y ésta debe ser accesible para todos. Y al menos a mi me lo cumplió. Digo no fue mucha lana, pero se agradece infinitamente.

La ceremonia estuvo muy emotiva, más porque me tocó ir solita a recibir mi premio a la mejor actuación. Pero no iba sola, todos ustedes estaban ahí.

Nosotros los pobres...


Papelito habla

10 comentarios:

K dijo...

Esa es mi amiga carajo... felicidades y como te dije antes, estamos muy orgullosos de ustè.

Ya me imagino en què tienda de Victoria Secret`s quedará ese dinero... jajajaja!

Anónimo dijo...

Tia Chivis

Felicidades !!!!!!!!!!!!!!!!


Tu sobrino Sebastian

SANDRA KARINA dijo...

SÍ SE PUEDE, SI SE PUEDE!! VIENTOS HURACANADOS. ME DAS RETEHARTA ENVIDIA, MANTA! JA, JA.
OYE, POR ACÁ TRASCENDIÓ LA NOTICIA DE QUE HAN HABIDO VARIOS CRÍMENES DE ODIO EN CONTRA DE INDIOS EN MELBOURNE. ¿CÓMO ESTÁ EL ASUNTO? ¿MUCHO RACISMO? POR SI LAS DUDIS, YA NO TE PONGAS EL SARI AMARILLO, JA,JA. VÍSTETE DE CHINA POBLANA!!!
SALUDINES

Ana Iniestra dijo...

Ay ahora si me atrase, todavia no te felicito y te digo el gusto que me da saber de ese reconocimiento a tu esfuerzo y ya hay una nueva historia lista para ser disfrutada, de verdad me alegra saber que recibiste ese apoyo y me entristece no poder ayudarte a gastartelo ja ja ja ja ja pero bueno no te olvides de tus amigos a la hora de dilapidarlo


Besos
bye

Victor Montufar dijo...

wow!! què padre!! muchas felicidades!!!! como sugerencia, compra un telèfono inteligente! jajaja vic,

Anónimo dijo...

Tarde pero segura, felicidades prima, un logro mas a tu carrera, sigue asi, que toda tu familia esta orgullosa de ti, aqui tu mexico te espera,

pd. tienes una cara de felicidad en la foto de la entrega de la beca

Liz

chilangelina dijo...

Bravo Paris!

Yo sólo haría un cambio a tu texto: no creo que sea una organización que "regala dinero a los pobres". Yo creo que es una organización que INVIERTE en quienes tienen potencial pero no cuentan con los recursos para desarrollarlos. No creo que sea un regalo: creo que si te eligieron -y no, no creo que haya sido por tu histrionismo, sino por tu capacidad-, tienes la obligación de convertir ese dinero en algo, en hacer algo por los demás con el conocimiento que vas a obtener con esa lana, por poquita que sea.

El dinero para estudiantes nunca es un regalo ni un gasto; siempre es una inversión.

Carmen dijo...

Muchas felicidades, creo que ya me había aparecido por este tu blog y había hecho lo mismo, felicitarte y presentarme.

Bueno pues, que lleguen más becas y estímulos

Anónimo dijo...

Hola. Cara de bola.

Te escribimos con harta hambre, pero con el corazón contento por tus logros.

UNA PORRA A LA CHIVIIIIIIS¡¡¡

UNA, DOS, TRES.....

CHIQUITIBUM BUBITA
CHIQUITIBUM BUBITA

PA BUBIS LAS DE CHIVITA.

ATT. BORGES, GAVALDÓN, BALGAÑÓN, LANG LANG Y LA BUTACA DE ORO.

Anónimo dijo...

estabamos alejados del bullicio de la gran ciudad, dedicados al cultivo de la tierra que tanto queremos y de la que tanto nos cuesta separarnos ,esa que se junta entre la uña y el dedo gordo del pie.Hablando con las abuelitas piedras en una reunion séntida amenizada por el canto de Wlises y su tambor .El copal ,el calor y el tecito raro hizo sus estragos un vago...recuerdo llego a nuestros corazones,el recuerdo de aquella que juro amistad eterna y que hoy ni contesta nuestros correos.Te queremos mucho , pero cuidanos porque nos pierdes ja ja ja ja ja ja ja ja aja .atte:Los compas de Joaquin Rodriguez.