miércoles, 17 de junio de 2009

Toda mi solidaridad



Que quede bien claro. Los funcionarios federales, estatales y municipales que solaparon irregularidades en la guardería no son mis hijos. Atentamente: La Chingada”. En la manifestación de los familiares de los niños quemados en la guardería ABC, en Sonora.


Casi siempre estoy al pendiente de las noticias en México, desgraciadamente la mayoría son malas noticias. Pero el fin de semana pasado me enteré de una gran desgracia. Mi compañera de casa, antes de darme los buenos días, me preguntó: ¿supiste lo que pasó en México? Se quemó una guardería con un montón de niños adentro.

Corrí al internet para buscar la noticia y ahí estaba. Historias desgarradoras de padres inconsolables, de héroes que con una camioneta abrieron boquetes en la pared para sacar los más niños que se pudiera, de personas que arriesgaron su vida metiéndose a la guardería ardiendo para rescatar a los chiquitos. No pude evitar llorar, yo también tengo chiquitos en una guardería y me llena de escalofrío pensar que algo les pudiera pasar.

Con los días más historias van apareciendo. Pero éstas ya no me quiebran, éstas me llenan de rabia, de coraje, me hacen mentar madres. Redes de complicidad que involucran desde parientes de Margarita Zavala (esposa del espurio) hasta parientes del gobernador de Sonora. Como siempre, la gente cercana al poder haciendo uso de sus “palancas” para llenarse las bolsas de dinero, importándoles un cacahuate a quiénes se lleven entre las patas.

Y días después ahí está el mensaje encabezado por el arzobispo Carlos Quintero: no permitamos que el dolor se convierta en odio, convirtámoslo en esperanza para aislar a los que quieren usarlo para sembrar el odio (palabras más, palabras menos). No, no odiemos, hay que hacernos pendejos, culpemos a la desgracia de lo ocurrido y aquí nada pasó. Hagamos monumentos para recordar a los muertos y dejemos que el tiempo se encargue, como siempre de dejar solos a los que ahora lloran.

Pero lo que terminó de llenarme el buche de piedritas fue la humillación que encima de todo están sufriendo los padres de los niños muertos y de los vivirán el resto de su vida cubiertos por cicatrices. Los 155 mil pesos por niño muerto y 234 mil por herido anunciados por el director del IMSS, Daniel Karam, como si con esa mierda de dinero se pudiera aliviar un poco el dolor de esas familias. Como si con esa miseria miles de niños ya estuvieran a salvo de sufrir un atentado como este. Por qué no mejor anuncia despidos de los funcionarios responsables de dar permiso para operar a este tipo de guarderías. Por qué no mejor mete a la cárcel a la gente que se estaba enriqueciendo con la lana que estos desconsolados padres. Sé que ni siquiera eso podrá compensar en algo el dolor de estas familias, pero al menos se pone a salvo a otros pequeños.

Toda mi solidaridad con los padres de los niños de la guardería ABC. Me rompe el corazón su llanto, me duele imaginar el rostro de uno de ellos cuando se refiere a su hija como “su changa apestosa”. Toda mi solidaridad con todas y cada una de esas familias.

7 comentarios:

chilangelina dijo...

Qué bonito post. Tú sabes que todos nosotros suscribimos lo que escribiste: cuánta rabia, cuánta indignación, cuánta mierda, y los funcionarios siguen durmiendo como si nada.
A veces me dan ganas de sumarme al "que se vayan todos". El problema es que quién sabe entonces quién llegaría.

La Concharra dijo...

En este post veo que sigue viva esa parista que tanto me gusta y que no se calla y se indigna. Supongo que desde lejos se observa más el país de negligencia y corrupción que gobierno un pelele, quien, como contó Chilangelina, lo primero que hizo al llegar a Sonora fue darle un abrazo al gobernador...Ni hablar, este es el país de la impunidad que tenemos y que nos toca cambiar...
Saludos

Alimontero dijo...

Hola mujer, vengo llegando de una estadía mas de un mes de mi país. Vengo de donde Victor MOntufar, mi querido amigo donde dejaste un saludo para mí.
Vine a darte las gracias...;-)

y me sirvió para conocerte, leerte!
Me conmueven los corazones sensibles...;-)
Un beso y gracias!!

Ali

Ana Iniestra dijo...

Hola, es una pena que ese tipo de sucesos no tengan un castigo ejemplar, porque estan cerca de la gente que tiene el poder pero no la conciencia de hacer justicia ante desagracias como esta, que te dejan rabia e impotencia por la impunidad con que alguna gente pasa por la vida, tal vez sea cierto, tal vez no, (en lo personal creo que si) pero dicen las personas mayores, con experiencia de la vida......... todo en esta vida se paga, se cosecha lo que se siembra, ojala sea asi

Miriam Ruth dijo...

Hola, Prima como estas? nosotros estamos leyendo tus historias de tus blogs, hace mucho que no escribes eh. Muchas felicidades por tu beca que te ganaste, muy merecida.
Cuidate mucho te manda a saludar mis papas, wendi y todos mis hermanos y sobrinos.

Anónimo dijo...

restitution yield impassable over the hill hat this without send transport or culpability [url=http://www.casinoapart.com]casino[/url] hand-out at the greatest [url=http://www.casinoapart.com]online casino[/url] manual with 10's of groovy [url=http://www.casinoapart.com]online casinos[/url]. actions [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-roulette.html]roulette[/url], [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-slots.html]slots[/url] and [url=http://www.casinoapart.com/articles/play-baccarat.html]baccarat[/url] at this [url=http://www.casinoapart.com/articles/no-deposit-casinos.html]no lees casino[/url] , www.casinoapart.com
the finest [url=http://de.casinoapart.com]casino[/url] recompense UK, german and all excessive the world. so because of the treatment of the insigne [url=http://es.casinoapart.com]casino en linea[/url] inquiry us now.

Esquina Tijuana dijo...

... y un año después: sigue sin haber justicia.

penosa la situación con la "impartición de justicia" en este país, penosa y dolorosa realidad.